El Ministro de Seguridad, Claudio Maley, reconoció que existe una crisis carcelaria luego de reunirse con el gobernador interino Osvaldo Jaldo. En el encuentro brindó información sobre cómo avanza la causa.

Luego de una reunión de poco más de una hora entre el gobernador interino Osvaldo Jaldo, el Ministro de Seguridad, Claudio Maley y el jefe de la policía Manuel Bernachi, el titular de la cartera habló con la prensa para brindar los detalles de los trabajos que se realizan por la fuga de Roberto Rejas, hecho que desencadenó esta reunión de emergencia.

«Vinimos a informar como sucedieron los hechos y qué medidas se tomaron«, aseguró el funcionario e indicó que apenas conocido el escape del delincuente condenado, «se dio inmediata intervención de la Justicia y se inicio de actuaciones administrativas y procesales para determinar responsabilidades«.

Además, «se trabajó toda la noche con procedimientos territoriales, se reforzó los controles fronterizos y se avisó a las provincias vecinas y fuerzas federales a quienes se les pidió colaboración», amplió el funcionario.

Maley, también aseguró que «se busca cámaras de las zonas que puedan brindarnos más información». Por el momento no hay detenidos pero sí se separó a quienes custodiaban al sujeto en la noche de ayer. «Se ofrecerá una recompensa para aquellos que brinden información sobre el paradero de Rejas«, adelantó por otra parte.

El ministro también reconoció que «las instalaciones no eran las adecuadas para tener una persona privada de su libertada» pero que se usa como tal, por la crisis carcelaria que vive la provincia.

«Estamos trabajando para ampliar la infraestructora carcelaria y de eso también se habló hoy con Jaldo, a quien le solicitamos acelerar las obras que ya iniciaron«, sentenció Maley.

Deja una Respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí