WASHINGTON.- Justo cuando la pandemia del coronavirus arrasa con Estados Unidos, el presidente, Donald Trump, elige darle la espalda. La primera potencia global, aislada, quebrada y sin una estrategia nacional para afrontar la crisis, superó hoy los tres millones de casos confirmados de Covid-19 , y en los estados donde la epidemia hace estragos las muertes diarias aumentan. Pero Trump, con la mira puesta en la elección presidencia de noviembre, se muestra decidido a presionar para continuar con la apertura.

“No vamos a cerrar, nunca cerraremos”, dijo Trump , ayer, en un evento montado por la Casa Blanca para presionar a los estados a que permitan el regreso de la clase en el otoño boreal.

Hoy, Trump amenazó con recortar fondos a los estados que se nieguen a permitir el regreso de los alumnos a clases, y criticó al Centro de Control de Enfermedades (CDC, según sus siglas en ingles) por fijar criterios -a su juicio- demasiados estrictos para abrir las escuelas.

El presidente ha negado una y otra vez la gravedad de la crisis durante los últimos días, y ha ofrecido información falsa o engañosa día tras día, en un esfuerzo por intentar convencer al país de que la pandemia es mucho menos grave de lo que marca la realidad, y el país puede acostumbrarse a convivir con la crisis y seguir adelante con su vida.

En varios mensajes en Twitter, Trump dijo que el 99% de los casos de Covid-19 “son inofensivos” y que Estados Unidos tiene una de las tasas de mortalidad “más bajas del mundo” , cuando en realidad tiene la segunda tasa más alta entre los países más afectados, detrás del Reino Unido, según la Universidad Johns Hopkins. Esa tasa, que además aumenta, se ubica en 40,19 por cada 100.000 habitantes. Trump también ha acusado a los medios de ocultar el hecho de que “las muertes por el virus de China bajaron 39%”.

Pero ese dato es engañoso: mientras las muertes bajan en Nueva York, Nueva Jersey y otros estados donde la pandemia golpeó primero , aumentan en Arizona, Florida y Texas y en otros estados donde la pandemia ahora arrasa.

Ashish Jha, director del Instituto de Salud Global de Harvard, dijo que las muertes están aumentando en nueve de los die estados que muestran el mayor aumento de casos actual.

“Dejemos de fingir que los casos están aumentando, pero todo es inofensivo. Grandes aumentos en las hospitalizaciones eran obvias hace días. Ahora, la creciente cifra de muertos en esos estados”, afirmó.

La pandemia se ha convertido en uno de los principales temas políticos de la campaña. Las encuestas indican que la mayoría de los norteamericanos creen que Trump ha manejado mal la crisis, pero su coalición de votantes, escéptica al virus y deseosa por retornar a la normalidad, se mantiene fiel al mandatario. Una de las dudas reinantes es si ese respaldo se mantendrá ahora que el virus ha comenzado a golpear con mayor dureza a los estados gobernados por los republicanos.

“El presidente Trump afirmó al pueblo estadounidense que era un líder en tiempos de guerra, pero en lugar de asumir la responsabilidad, Trump ondeó una bandera blanca, revelando que ordenó la desaceleración de las pruebas y que su administración le dijera a los estadounidenses que simplemente necesitan “vivir con eso””, lo criticó el candidato presidencial demócrata, Joe Biden.

https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/coronavirus-eeuu-llega-3-millones-casos-trump-nid2393445

Deja una Respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí