«Vendí mi auto y dormí en un aeropuerto», afirmó Emmanuel quien cayó ante el búlgaro Ivailo Ivanov.

En la madrugada de este martes, Emanuel Lucenti debutó y se despidió de sus sueños en los Juegos Olímpicos de Tokio, para luego dar un mensaje destinado a las autoridades del deporte en Argentina, ya que mucho de los atletas de la delegación sienten que no estuvieron a la altura.

El tucumano cayó frente al búlgaro Ivailo Ivanov, por ippón (10-0), en una competencia que duró apenas 28 segundos y que lo dejó visiblemente afectado.

«No entiendo nada; prefería haberme fundido antes que perder así. Nunca pensé que Ivanov me iba a atacar tan rápido. Esto me deja muy bajoneado porque nunca había perdido tan temprano. No se que habrá analizado él de mi para atacarme enseguida, pero este es un golpe a mi orgullo», comentó el judoca ante las cámaras.

«Pero también quiero decir que es muy difícil venir a un Juego Olímpico entrenando solamente en Tucumán y Santiago del Estero. No pude ir a Croacia hace un mes por un tema familiar r, pero no sé qué hubiera pasado si hubiese tenido más apoyo, porque a mi no me aprovecharon ni me respetaron», dijo Luenti y en esa línea agregó que desea que «los chicos que vengan de abajo no tengan que pasar por lo mismo».

«Tuve que afrontar cosas como terminar vendiendo mi auto o durmiendo en un aeropuerto. Pero soy un deportista calificado y por eso pido que me aprovechen más en mi país. Y a los argentinos solamente me queda pedirles disculpas», sentenció el deportista. /Fuente: Tucumán A las 7 /

Deja una Respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí