POSADAS.- “Los paraguayos están acostumbrados a que resolvamos sus problemas”, dijo ayer el diputado nacional misionero Ricardo Wellbach, al referirse a la firme negativa de Misiones de reabrir la frontera con el vecino país.

En medio de una inédita puja entre Misiones y Paraguay por la reapertura de la frontera, el diputado salió a decir en voz alta lo que muchos piensan, pero en épocas normales callan por una cuestión de diplomacia. Paraguay no gasta en planes sociales y con frecuencia se aprovecha de los que ofrece la Argentina, y algo similar sucede al utilizar su infraestructura sanitaria y sus hospitales, sin invertir en esas cuestiones.

Al final del día, el vecino país se beneficia con su “ahorro social y sanitario” y es la Argentina la que padece las asimetrías producto de una presión fiscal mucho más alta, justamente para afrontar estos gastos en una infraestructura que después los paraguayos usan sin pagar.

En esto soy contundente: creo que los paraguayos tienen que ir a reclamar a su Presidente

Ricardo Wellbach, diputado nacional misionero

“Yo en esto soy contundente. Creo que los paraguayos tienen que ir a reclamar a su Presidente que implemente también la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, (ATP) o el Ingreso Federal de Emergencia, (IFE), lo que está haciendo Argentina para resolver su problema, no ir a buscar respuestas del otro lado. Ellos están en una buena situación económica y no tienen inflación”, sentenció.

Otro de los resultados de ese “ahorro social” de Paraguay es que el vecino país tiene una economía con baja presión impositiva, muy dinámica, que generó un boom de inversiones en los últimos 10 años, y con frecuencia a la Argentina le toca sufrir esas asimetrías.

Wellbach, quien estudió para seminarista y casi se ordenó como sacerdote antes de abrazar la política, afirmó que “uno no tiene que ir a reclamar derechos en la casa a la casa del vecino, los tiene que resolver en casa”.

Negativa a reabrir puentes

El gobierno de Misiones se opone rotundamente al pedido de Paraguay de reabrir los pasos fronterizos, en especial el puente Roque González de Santa Cruz que une a Posadas con Encarnación. Y también el Tancredo Neves, que vincula a Puerto Iguazú con la brasileña Foz y con la paraguaya Ciudad del Este, en la Triple Frontera.

Ambos viaductos son las dos principales salidas y entradas a la Argentina detrás del aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza.

“Tenemos en Misiones casi tantas camas críticas como Paraguay en todo el país”, dijo el gobernador Oscar Herrera Ahuad ayer en un acto en Apóstoles, donde reiteró la postura oficial de Misiones de mantener las fronteras cerradas.

Tenemos en Misiones casi tantas camas críticas como Paraguay en todo el país

Oscar Herrera Ahuad, gobernador de Misiones

Herrera Ahuad, un médico pediatra que fue ministro de Salud, dejó bien claro que si se abre el puente, los paraguayos van a terminar cruzando a atenderse por el Covid utilizando la capacidad de Misiones.

“Nosotros estamos en equilibrio sanitario con muchísimo esfuerzo. Si abrimos, está claro que una persona va a venir a atenderse acá y yo no le voy a decir andate”, señaló el gobernador, que desde el comienzo de la pandemia tomó decisiones fuertes.

Herrera Ahuad, por ejemplo, fue el primero en suspender las clases -días antes que la Nación- o sentar a gobernadores y ministros para diseñar un protocolo especial para los camioneros que vienen de otros países y suelen ser uno de los “huecos” por donde entra el Covid a la provincia.

Además, permitió una reapertura muy gradual de las actividades y soportó el costo político de cerrar Puerto Iguazú totalmente al turismo, mientras Foz de Iguazú reabría el Parque de las Cataratas de su lado.

Al final, los hechos le dieron la razón, los contagios y los fallecimientos obligaron a los brasileños a volver atrás y Puerto Iguazú sigue con una muy lenta reactivación al turismo interno. Un proceso que por ahora no dio pasos en falso, aunque tampoco alcanza para reactivar la economía iguacuense de la manera que se necesita para paliar la fuerte crisis económica y social que viven allí.

Datos oficiales

Según datos del Ministerio de Salud hay 162 camas de terapia intensiva en los hospitales públicos misioneros de las cuales un 48% está ocupado. Misiones tiene unos 137 respiradores en terapia intensiva para atender casos de Covid.

Actualmente tiene sólo 1 paciente en terapia por coronavirus y otros 2 internados. La provincia registra al día de hoy 13 casos activos de Covid-19. En toda la pandemia contabilizó 80 contagios, con 64 recuperados y 3 fallecidos.

El costo por día de una cama en terapia intensiva se calcula en 23.640 pesos, si incluye medicación, y 19.000 pesos sin medicación, según datos de Salud a los que accedió LA NACION.

https://www.lanacion.com.ar/sociedad/coronavirus-inedita-puja-misiones-paraguay-reapertura-frontera-nid2460029

Deja una Respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí