En Italia los recibieron con aplausos en los aeropuertos, desesperados por encontrar vías para mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus en ese país. Pero la eventual llegada de 500 médicos, enfermeros y profesionales de salud cubanos para atender la posible oleada de enfermos en la provincia de Buenos Aires y otros distritos ya generó polémica, críticas de la oposición y prudente silencio en la Casa Rosada .

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof , blanqueó públicamente el ofrecimiento del gobierno cubano, surgido de la sede diplomática cubana en Buenos Aires que encabeza el embajador Pedro Pablo Quintero. “Hubo un ofrecimiento de la embajada de Cuba de sus profesionales. La verdad es que hoy no está nada resuelto todavía porque hay cuestiones de logística, de traslado”, dijo el gobernador en declaraciones radiales. La comunicación de la embajada, precisaron a LA NACION desde el ministerio de Salud bonaerense, fue transmitida de manera directa al ministro del área, Daniel Gollán .

En la Casa Rosada, en cambio, prefirieron se cautos. “Es un tema de la provincia de Buenos Aires”, contestaron, lacónicos, desde un despacho importante de Balcarce 50, y sin interés en provocar un conflicto entre la Casa Rosada y el mandatario provincial. Fue, de todos modos, el propio presidente Alberto Fernández quien mencionó el ofrecimiento durante su encuentro del lunes con intendentes bonaerenses, en la quinta de Olivos. “No hizo juicios de valor, solo comentó que llegaban para reforzar el plantel médico”, rememoró uno de los asistentes a ese cónclave.

Cruces

Las críticas provinieron, sí, de dirigentes del gobierno macrista como la extitular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso , quien a través de las redes sociales expresó su disconformidad. “Si nos faltaba algo … eran los médicos/espías/comisarios cubanos!”, expresó la ex funcionaria, una crítica que recibió apoyos y rechazos en parecida proporción. El exembajador en China Diego Guelar , pidió al Presidente “desactivar esta locura” y recordó que las Naciones Unidas consideran “trabajo forzoso” las misiones médicas cubanas en el Exterior.

Desde el kirchnerismo duro llegaron respuestas concluyentes: la más violenta, del actual interventor de la minera de Río Turbio, Aníbal Fernández , que calificó de “imbécil” a la exdiputada Alonso. El propio Kicillof destacó que “también ha habido, no sé si se van a quejar también de esto, muchísimos voluntarios de la UBA, que tal vez son espías de la Universidad. Me parece que hay lugares de donde es difícil volver. Yo no voy a polemizar con ese tuit, no lo conocía”, ironizó el mandatario provincial.

Desde el Colegio de Médicos bonaerense desmintieron la actualidad de un comunicado que circuló durante la jornada a través de las redes sociales-incluso retwiteado por referentes de la oposición-en el que la entidad criticaba la iniciativa. “Es un comunicado de 2014, no expresa la posición actual de la entidad”, afirmaron a este diario fuentes de la entidad.

Desde el Ministerio de Salud bonaerense explicaron a LA NACION que la llegada de profesionales cubanos (médicos, enfermeros) se produciría solo si no llegasen a cubrirse las cuatro mil plazas que el gobierno de Kicillof piensa incorporar al sistema de salud.

“Se habló con el ministro Gollán en el marco de una convocatoria para cubrir 4000 plazas que comenzó hoy. Si no se llegasen a cubrir las vacantes, ahí vamos a apelar a ellos”, expresaron cerca del ministro. Cerca de Kicillof ven “difícil” que el ofrecimiento se concrete.

https://www.lanacion.com.ar/politica/el-gobierno-toma-distancia-polemica-llegada-medicos-nid2347196

Deja una Respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí