ROMA.- ¿La luz en el fondo del túnel, que es lo que todos los italianos quieren desesperadamente ver? Aunque en las últimas 24 horas se registraron 812 muertos más en Italia, el país más golpeado por el Covid-19, al mismo tiempo se registró un dato alentador en medio de la tragedia: por primera vez hubo una fuerte caída en los nuevos contagios ya que se contabilizaron 1648 nuevos infectados, menos de la mitad que en la víspera, cuando hubo 3815. Se trata del menor incremento desde el inicio de la crisis.

Según los últimos datos de la Protección Civil, el total de casos -muertos y enfermos-, superó de todos modos el umbral de los 100.000, 101.739, para ser precisos, una cifra enorme, que da la idea de la catástrofe en curso. Otro dato positivo fue que hubo otro número récord de curados, 1590 en 24 horas, algo que hizo elevar el total de recuperados a 14.620, cifra que es superior a la de los fallecidos, que trepó a 11.591.

De las 75.528 personas actualmente positivas, 43.752 se encuentran en aislamiento domiciliario, 3981 en terapia intensiva (de las cuales 1330 en la región de Lombardía, la más castigada, con 458 muertos en 24 horas) y 27.795 internadas con síntomas.

En este marco, todo apunta a que la cuarentena casi total a la que están sometidos los 60 millones de italianos seguirá seguramente hasta después de Pascua o hasta el 15 de abril, cuando, quizás, comenzará a reabrir algo en un país totalmente bloqueado.

Decidirán cuándo llegará esta tan esperada fecha los comités científicos que asesoran al gobierno de coalición del primer ministro, Giuseppe Conte, que esta mañana fue repentinamente recibido por el papa Francisco, en una audiencia privada en la que se descuenta que hablaron de la pandemia en curso.

Incertidumbre

Reina mucha incertidumbre en cuanto al fin de la cuarentena porque, como consignó el diario La Stampa, más allá del hecho de que más dura el bloqueo, más devastadora será la recesión económica, también circula entre diversos gobiernos europeos un estudio científico que advierte que hay que moverse con máxima cautela. Un análisis realizado por diversas universidades europeas, en efecto, alerta de que si se desbloquea el lockdown antes de tiempo podrían multiplicarse los muertos, de 100 a 500 mil en cada país, de acuerdo al tamaño de cada uno.

Días atrás el exprimer ministro, Matteo Renzi, llamó a una reapertura de las actividades el 4 de abril, pero todo el mundo excluyó semejante posibilidad. Sino que lo más verosímil es un “retorno gradual a la normalidad”, con diversas actividades que paulatinamente puedan ir volviendo a trabajar, pero no antes del 15 de abril.

Moda y lujo en la lucha contra el Covid-19

Con el correr de estos días apocalípticos y jamás inimaginables, por otro lado, aumentan en Italia los grandes símbolos de la moda y el lujo que anuncian iniciativas para ayudar al país a enfrentar la pandemia.

El Grupo Armani, de Giorgio Armani, decidió convertir a todos sus establecimientos productivos italianos para la elaboración de batas monouso destinados a la protección individual de los operadores sanitarios, que están en la trinchera de esta guerra contra un enemigo invisible y letal. Armandi hasta ahora donó, además, 2 millones de euros a diversos hospitales.

Hizo lo mismo Gucci, así como la Fundación Valentino, que donó 1 millón de euros para el hospital Columbus Covid 2, una nueva área totalmente dedicada a los pacientes afectados por el Covid-19 del policlínico Gemelli de esta capital.

https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/coronavirus-italia-812-nuevos-muertos-pero-fuerte-nid2348866

Deja una Respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí