La jornada que conmemoró el primer aniversario de su crimen, tuvo la inauguración de una obra en las intersecciones de calle Marco Avellaneda y San Juan. Una multitud marchó pidiendo justicia.

Este sábado 30 de octubre se cumplió un año del asesinato de Paola Tacacho, que tras años de ser acosado sin obtener una respuesta en la Justicia, fue asesinada por su acosador Mauricio Parada Parejas, que tras matarla se quitó la vida. 

Con actos para recordar a la docente de inglés que comenzaron el jueves con una misa en el Colegio San Patricio y el descubrimiento de una placa y un mural en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán, los homenajes continuaron durante ayer. 

Por la mañana del sábado, un grupo de artistas comenzó a pintar un mural en las intersecciones de calle Marco Avellaneda y San Juan, donde la joven quedó inmortalizada.

Horas después, más precisamente a las 19, un multitud se convocó en barrio Norte, en los cruces de calle San Juan y Monteagudo, para realizar una marcha de la velas que primero pasó por el lugar donde el femicida atacó a Tacacho y luego se dirigió a plaza Independencia. Allí los presentes hicieron una especie de altar con velas, donde un cartel con la foto de la joven reclamaba Justicia.

Una vez en plaza Independencia, Mariela, mamá de Paola leyó un poema frente a Casa de Gobierno. “Un año sin mi amada ‘Tifa’, sin ‘Miss Paola’. El tiempo transcurrido pasó lento, con angustia, dolor y tratando de hacer todo lo posible para que no pase al olvido esta causa contra los que posibilitaron el femicidio de mi querida hija”, comenzó recitando llena de emociones.

Y agregó: “Fue ‘Tifa’ para su familia, ´Estefi´ o Paola para sus amigos y ‘Miss Paola’ para sus colegas y alumnos. A veces creo que esto no sucedió, que pronto llegarás de uno de tus viajes, pero el dolor en el alma y el corazón me devuelven a la triste pesadilla que inició el día 30 de octubre pasado (por el de 2020), fecha en el que impunemente y con todo el aparato judicial amparándolo, el femicida Mauricio Parada Parejas me arrebató lo más preciado para un madre: la vida de mi hija ‘Tifa’, mi flaca”. “Sumieron a toda la familia en un estado de desesperación. Unidos ante esta gran injusticia y ante el calvario que vivió Paola, como la conocieron muchísimos tucumanos de bien. Trato de cada día seguir firme y con fuerzas el reclamo de justicia para mi hija y para tantas otras víctimas de la indiferencia de jueces como (Francisco) Pisa, juez misógino y sin perspectiva de género; también la de auxiliares de fiscales, fiscalas y fiscales que en lugar de salvar vidas son archivadores de causa. A veces no tengo fuerza, pero me recupero con el solo propósito de lograr que la Justicia de los hombres condene y castigue a todos los funcionarios que con indiferencia y conveniencia, condenaron a muerte a mi ‘Tifa’”, lanzó.

Hoy sólo vivo esperando el día en el que nos volvamos a encontrar y con la esperanza de que nunca más existan víctimas como Paola, y que la Justicia sea de verdad un hecho para todo el país. Te extrañamos con todo nuestro ser, te amamos como siempre, y sabemos que no te fuiste, te quedaste aún más… gracias por estar aquí”, finalizó. 

Deja una Respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí